viernes, 15 de marzo de 2013

EL NEGOCIO FAMILIAR QUE DESTRUYE FAMILIAS EN PARAGUAY





 
15 de Marzo de 2013
D. C. S. Nº 056/13

Ya no es una novedad que familias enteras estén implicadas en la comercialización de estupefacientes. Prueba de ello, en menos de 24 horas, Agentes Especiales de la SENAD desbarataron tres “clanes” familiares que distribuían CRACK y MARIHUANA en barrios de Villa Elisa, Ñemby y San Lorenzo. Si bien estas pequeñas estructuras no manejan grandes cargamentos de drogas, ocasionan graves daños colaterales a la sociedad en general, pues son quienes hacer llegar las “dosis” directamente a las manos de miles de consumidores de diversas edades.

El Microtráfico de drogas afecta en varios ámbitos. Primeramente al consumidor, deteriorando su salud física y mental, incitando a la delincuencia como forma de solventar los costos del vicio. Se calcula que un adicto al CRACK tiene una esperanza de vida no superior a tres años. El segundo ámbito afectado directamente es el familiar. Un consumidor de drogas genera división y destrucción, pérdida total de valores como el respeto y la dignidad, que ocasiona un quiebre irreparable en este núcleo social.

El tercer ámbito es la seguridad. Con niños, jóvenes y adolescentes circulando por las calles bajo los efectos de las drogas es difícil garantizar la seguridad. Por un celular, reloj o una ínfima cantidad de dinero, se dieron casos de homicidios últimamente. En casi todos los casos, se tiene como causante al consumo de drogas.

Viendo todos estos ámbitos de repercusión del Microtráfico, se entiende y valora la importancia de desarticular estos pequeños puntos de distribución de drogas que abundan en prácticamente todos los barrios de Asunción y el departamento central, realidad últimamente trasladada a las principales zonas urbanas del interior del país. Son el último eslabón, y se los debe atacar, a la par de la lucha contra las grandes organizaciones criminales que trafican cargas importantes de drogas, y por sobre todo con un buen trabajo de Prevención Integral en las comunidades y centros educativos de nuestro territorio.

Por esa razón, la SENAD viene centrando sus acciones en tres principales ejes temáticos: Erradicación de cultivos de Marihuana, lucha contra el crimen organizado y guerra frontal al Microtráfico.

En Villa Elisa, el miércoles de noche, fueron detenidas cuatro personas residentes en una vivienda del barrio Gloria María. Los mismos comercializaban crack y marihuana a escasos metros de un centro educativo de gran concurrencia. Ayer por la tarde, en el barrio Caaguazú de Ñemby, tres integrantes de la misma familia también fueron detenidas con CRACK. Posteriormente, en el barrio San Blas de San Lorenzo, otra familia de cuatro personas fue desbaratada tras confirmarse la existencia de gran cantidad de CRACK lista para la venta.

Solo para graficar, de 5 GRAMOS DE CRACK se elaboran al menos 50 “dosis” de la droga. Cada dosis se comercializa por lo mínimo a 10 MIL GUARANIES. Una dosis de esta sustancia tiene un efecto de aproximadamente 12 minutos en el consumidor, por lo que se hace necesario consumir gran cantidad de la droga frecuentemente. Si un adicto consume 4 o 5 dosis por hora, significa que necesita al menos 40 MIL GUARANIES cada hora para cubrir su costo. Calculando por lo bajo, se entiende entonces que un adicto necesita al menos 450 MIL o 500 MIL GUARANIES por día para el consumo de drogas.

Ya es de suponer, que para este fin se vean obligados a realizar cualquier tipo de actividades delictivas. Así que si escucha hablar de 5 GRAMOS DE CRACK, no piense en el peso en si, más bien, piense en los 50 o más potenciales víctimas del consumo de drogas que lo estarían adquiriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario