miércoles, 23 de abril de 2014

PERFIL DEL PELIGROSO NARCO PRÓFUGO DE LA OPERACIÓN “NILO”




D. C. S. Nº 130/14                             Asunción, 16 de Abril de 2014

JUAN CARLOS DA ROSA GONZALEZ, presunto jefe de la organización de tráfico internacional desbaratada por la SENAD durante la Operación “NILO”, posee antecedentes por narcotráfico en Bolivia y tendría vínculos con estructuras criminales de Colombia, Bolivia, Brasil e Israel.

La Secretaria Nacional Antidrogas (SENAD) en coordinación con la Policía Federal del Brasil y autoridades de Israel manejaban informaciones de que Juan Carlos Da Rosa González, junto con su familia habían ingresado al país en el año 2013 con la intención de establecer su base de operaciones ilícitas entre Asunción, Lambaré  y la zona de triple frontera. 

Según informes recibidos de autoridades bolivianas, el mismo posee antecedente por tráfico de drogas en dicho país en el año 1995, en el marco de la operación “Esperanza” que había permitido el desmantelamiento de una organización dedicada al tráfico de drogas en Bolivia, a la cual se encontraba activamente vinculado.

Según reportes policiales e informativos de Bolivia, Da Rosa González también estuvo vinculado a un sonado caso de secuestro de una ex senadora boliviana. http://www.eldeber.com.bo/secuestro-de-exsenadora-en-el-terreno-de-la-duda/121026015902
Mediante el intercambio fluido de informaciones con la Policía Federal del Brasil, el pasado 12 de febrero, en el Aeropuerto de Foz de Yguazú, detuvieron a un paraguayo de nombre ESPIFANIO CHAVEZ LUGO, que transportaba una maleta con 2 KILOS 75 GRAMOS DE COCAINA con destino al Cairo, Egipto. La droga pertenecía a Juan Carlos Da Rosa, según los datos manejados.

Desde ese momento, el presunto jefe narco, ante la intercepción de su envío, habría salido del país y se encontraría en Brasil para coordinar desde allí sus envíos de droga. Las “mulas” reclutadas para llevar la sustancia cobraban unos 7 MIL DÓLARES por la tarea.

El día de ayer la SENAD interceptó a una mujer que debía hacer llegar la maleta cargada con 1 KILO 915 GRAMOS de cocaína hasta la triple frontera. De allí, dos hombres al servicio de Da Rosa llevarían el equipaje hasta Foz de Yguazú, donde aparentemente ya contaban con una “mula” que viajaría al Medio Oriente. Cada envío exitoso generaban unos 200 MIL DÓLARES AMERICANOS de ganancia a la organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario