lunes, 11 de agosto de 2014

INTENSIFICAN LA PREVENCIÓN DEL CONSUMO DE DROGAS EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS DE LA CAPITAL



D. C. S. Nº 262/14                                     Asunción, 08 de Agosto de 2014

Con la intención de seguir capacitando y formando agentes multiplicadores en prevención del consumo de drogas, los técnicos del área de prevención de la Secretaría Nacional Antidrogas SENAD, forman a directores y docentes de los colegios Pablo L. Ávila de Asunción y el politécnico Johannes Gutenberg de la ciudad de Lambaré.

La Dirección General de Reducción de la Demanda de la SENAD en conjunto con la Dirección de Prevención Integral, traslada todos los meses su programa de prevención escolar hasta las instituciones educativas de la capital del país. En esta primera semana de agosto los colegios Pablo L. Ávila del barrio San Pablo y el colegio politécnico Johannes Gutenberg de Lambaré recibieron a los técnicos en prevención para el entrenamiento de los docentes, coordinadores y directores.

Las jornadas de capacitación en centros educativos se rigen en las Habilidades para la Vida, lanzada en 1993, por la Organización Mundial de la Salud OMS, que ayuda a que el enfoque educativo se centre en la formación del alumno por medio de 10 destrezas para afrontar las exigencias y desafíos de la vida diaria, como el riesgo del consumo de drogas.

La educación en Habilidades para la Vida, enfocada en los factores de riesgo y protección, busca mejorar la capacidad para vivir una vida más sana y feliz, intervenir sobre los determinantes de la salud y el bienestar, y participar de manera activa en la construcción de sociedades más justas, solidarias y equitativas.

Las 10 destrezas mencionadas y que componen las Habilidades para la Vida son: Autoconocimiento, Empatía, Comunicación Asertiva, Relaciones Interpersonales, Toma de decisiones, Manejo de problemas y conflictos, Pensamiento creativo, Pensamiento crítico, Manejo de emociones y sentimientos, Manejo de tensiones y estrés.

De esta manera, los docentes y directores de instituciones educativas tienen la capacidad de afrontar a niños y adolescentes con riesgos de consumo y saber guiar y tratar a los que ya ingresaron al mundo de las drogas. Con estas actividades pretenden multiplicar los agentes preventivos en el ámbito escolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario