viernes, 12 de septiembre de 2014

ALTA DEMANDA DE ATENCIÓN EN CENTROS DE REHABILITACIÓN DE DROGAS



D. C. S. Nº 315/14                            Asunción, 12 de Setiembre de 2014

Del total de personas en situación de rehabilitación, el 70% corresponde a pacientes adultos, mientras que el 30% restante la constituyen niños y adolescentes, según un censo oficial emprendido por las Naciones Unidas y la SENAD.

La reinserción social de las personas drogodependientes merece especial análisis, el soporte científico para tomar mesura de la realidad las constituyen las estadísticas, resultado de Censo a Pacientes en Centros de Tratamiento realizado por las NACIONES UNIDAS y el estudio de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNOCD), que han encontrado en la SENAD  y otras instituciones afines un aliciente para realizar un informe, ya que las mismas tienen acceso a la intimidad de las familias que han recurrido a los centros de rehabilitación, como una vía de escape a una realidad cada vez más acuciante, el consumo indiscriminado de drogas, en muchos casos en niños en edad de crecimiento.

Las cifras son lenguajes que intentan graficarnos una  situación, pintarnos un paisaje para dimensionar el alcance de los esfuerzos por devolver a la sociedad personas cuyas mentes y acciones están gobernadas por las sustancias que consumen, hasta el punto de deshumanizarlas. Gracias al sondeo direccionado desde el “Segundo Censo nacional de para personas con problemas derivados del consumo de alcohol y otras drogas” y el estudio del mismo se han extraído estos datos de mayor relevancia.

Son 87 los centros de rehabilitación distribuidos en todo el territorio nacional, localizados en 8 de los departamentos y en la capital, con proyecciones de continuar creciendo, debido la excesiva demanda existente, emparentados siempre con el aumento en el consumo de sustancias verdaderamente dañinas  como el crack o “chespi”  cuya adicción y efectos son muchos más violentos, tanto que la persona puede encontrarse con la muerte o convivir con una adicción que lo mantiene “muerto en vida”, sumado a serios problemas mentales, que lo lleva a la predisposición a la coacción  y a la delincuencia por el nulo uso de la conciencia.

De acuerdo al estudio, actualmente se encuentran en situación de rehabilitación 8.900 personas. De ellos, el 70% lo componen adultos y  30% restante corresponde a niños y adolescentes. También se tienen en cuenta pacientes dependientes de alcohol y los asistidos de manera ambulatoria, sin internación, pero con gran alcance gracias a las políticas púbicas de la SENAD que ha encontrado en los niños su mayor objetivo de lucha y prevención.

El 95% de los directores de dichos centros han asegurado que el consumo y venta de sustancias peligrosas se ha acentuado, lo que implica mayor demanda de camas para el ingreso de nuevos pacientes, y por ende, la necesidad de un incremento en el presupuesto para la obtención de insumos. La percepción de casi todos los directores de centros y referentes de grupos de autoayuda es que el consumo de drogas en el país seguirá en aumento en los próximos dos año.


De ahí la importancia de los programas de reinserción y prevención que se constituyen en espacios de grandes oportunidades para el fortalecimiento moral de las personas en lo que respecta a los drogodependientes en recuperación y en las mediadas precautorias para el cuidado de la infancia mediante mecanismos que los lleva a potenciar sus habilidades en ámbitos muchos más sanos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario